Tengo dos pensiones alimenticias puedo cancelar una?

Es importante mencionarte lo siguiente antes de querer cancelar la pensión alimenticia.

Cuando no hay como corroborar ingresos fijos del padre se hace a través de una cantidad determinada de “salarios mínimos”.

Cuando hay un sueldo fijo lo que se establece es un porcentaje que se retiene vía nómina.

En promedio cuando es vía nomina se establece un 15 por ciento del sueldo que se retiene por cada hijo. Si son dos hijos es un 30 por ciento.

Normalmente se fija en un porcentaje de los ingresos del deudor alimentario.

El monto mínimo equivale al 40% de un ingreso mínimo cuando se trate de un solo hijo. Si tiene más de un hijo, el monto mínimo por cada uno de ellos equivale al 30% de un ingreso mínimo.

El monto máximo no podrá sobrepasar el 50% de los ingresos totales de quién pagará la pensión.

La ley menciona que se fija también de acuerdo al principio de la proporcionalidad, de acuerdo a las posibilidades del que debe darlos y a las necesidades de quien debe recibirlos.

Lo anteriormente mencionado es para que sepas también tus derechos como deudor alimentario y no sientas una pensión excesiva.

Para cancelar la pensión alimenticia se debe considerar lo siguiente :

Las causas que dan fin a la obligación de proporcionar alimentos. Unas de ellas cesan la obligación temporalmente y otras de manera definitiva.

 

Estas causas son:

  • Cuando el que tienen la obligación de dar alimentos no tiene medios para darlos. Sin embargo, en cuanto tiene los medios, deberá seguir cumpliendo su obligación.
  • Cuando el deudor deja de necesitar los alimentos. En el caso de los hijos no necesariamente sucede esto con la mayoría de edad, sino hasta que tienen una profesión u oficio adecuados.
  • En caso de injuria, falta o daños graves inferidos por el que recibe los alimentos en contra de quien se los otorga.
  • Cuando la necesidad de los alimentos dependa de la conducta viciosa o de la falta de aplicación al trabajo de quien recibe los alimentos.
  • Cuando el que recibe alimentos, sin consentimiento del que debe dar los alimentos, abandona la casa de éste por causas injustificables.

 

En cualquiera de estas causas es el juez quien debe determinar si se extingue la obligación de ministrar o proporcionar los alimentos, así que no se trata de una decisión unilateral tomada por el que debe otorgar los alimentos.

Deja un comentario