plazo para desalojar una vivienda rematada

¿Qué es un desalojo? Es la diligencia por medio de la cual un juez ordena desocupar el inmueble rematado por parte de los demandados y procede a efectuar la entrega al nuevo dueño, quien remató.

 

Con la falta en el pago de una hipoteca se inicia el proceso que lleva a la ejecución hipotecaria. El banco generalmente llama o envía una carta después del primer atraso en el pago. Cuando ya han pasado dos meses y el pago todavía no se ha recibido, entonces el banco intensifica los esfuerzos para contactar al dueño de la casa. Durante este tiempo, el propietario puede comunicarse con un asesor de vivienda que tiene la posibilidad de negociar con el banco para la modificación del préstamo o incluso un aplazamiento en caso de pérdida del empleo. Después de tres meses, si no ha habido ningún pago, el banco emitirá una carta de demanda, también conocida como aviso para acelerar. Esta carta le da al dueño de la casa un plazo de 30 días para ponerse al día en sus pagos. El resultado del no pago da comienzo a un procedimiento judicial.

 

El abogado del prestamista presenta una demanda de ejecución si el propietario reside en un estado de ejecución hipotecaria judicial. Después de la presentación, el dueño de casa tiene de 20 a 30 días para responder. Si el propietario no contesta, entonces la venta comenzará su camino, por lo general un mes después de que es emitida la orden. En un estado no judicial, el dueño de casa recibe el aviso por lo menos 30 días antes de la venta pública (algunos estados requieren sólo 15 días de antelación). Durante este tiempo, el propietario todavía puede reclamar su hogar trayendo todos los pagos correspondientes y el pago de los honorarios del abogado del prestamista. Los tiempos que transcurren en el período comprendido entre la emisión de la carta de demanda y la venta pública de la casa varían de estado a estado. También depende de los procesos hipotecarios acumulados en esa área. Este período puede durar varios meses, o sólo entre dos y tres meses.

 

 

Si la casa es ​​vendida durante la oferta pública y la escritura es transferida, entonces el dueño de casa se ​​convierte oficialmente en un inquilino. La notificación por escrito llega días después de la venta, en donde se instruye al dueño de casa que debe desocupar la propiedad. El anuncio determina el número de días que tienes para mudarte, pero usualmente la cantidad de tiempo es de entre cinco y 30 días. Si no te va dentro de ese plazo, se podría emitir una orden judicial para que seas desalojado por un comisario. Las órdenes judiciales de desalojo pueden tardar varios meses en ejecutarse, pero la elección de esta opción podría poner en peligro tus posibilidades de arrendar o de alquilar una casa en el futuro.

Deja un comentario